Dolor y PérdidaGrief and Loss

Dolor y pérdida

Visión general del proceso de duelo

El dolor es una respuesta natural del ser humano a la pérdida de un ser querido. Se puede manifestar de diferentes formas. El duelo pasa con rapidez por distintas etapas, desde la incredulidad y la negación, al enojo y la culpa, a encontrar una fuente de consuelo, y finalmente, a adaptarse a la pérdida.

Es normal que ambos sientan dolor, tanto la persona que tiene una enfermedad como los sobrevivientes. Para los sobrevivientes, el proceso de duelo puede durar varios años y puede tomarse de diferentes formas. El desafío de aceptar la muerte y la agonía como la última etapa de la vida es en lo que consiste el proceso de duelo.

¿Qué es el duelo anticipatorio y la pérdida repentina?

  • Duelo anticipatorio. Esto sucede cuando alguien tiene una enfermedad prolongada, y tanto el paciente como la familia saben que se va a producir la muerte. Saber que se va a producir la pérdida de un ser querido puede ser tan doloroso y estresante como el hecho concreto de perder a esa persona. El duelo anticipatorio le permite a la familia prepararse para esa muerte inevitable. Este puede ser un momento para solucionar asuntos y preocupaciones, para buscar el apoyo de líderes espirituales, de la familia y de los amigos, y para precisar los deseos del ser querido respecto de los preparativos para el funeral y el entierro, y demás asuntos relacionados con el fin de la vida.

  • Pérdida repentina. Esta pérdida sucede de forma inesperada y de repente, tales como un accidente mortal o un ataque al corazón. Estas tragedias pueden dejar a los sobrevivientes conmocionados y confundidos. Los seres queridos se quedan a menudo con muchas preguntas, problemas sin resolver, y una variedad de emociones, como enojo, culpa y dolor. El apoyo de la familia, los amigos, y el clero es fundamental para las personas que sufren una pérdida repentina.

¿Qué puede pasar en el caso de una muerte anticipada?

Muchas personas que enfrentan la muerte, aunque no todas, están dispuestas a hablar de los asuntos relacionados con la muerte y la agonía. Este puede ser el momento para hablar de asuntos espirituales, solucionar preocupaciones familiares, pensar en la vida y en los logros del ser querido, y expresar agradecimiento. También permite ordenar cuestiones prácticas, como las siguientes. Cuestiones a tener en cuenta:

  • ¿Pueden pagarse los gastos del funeral por adelantado?

  • ¿Qué funeraria preferiría que se encargue de los preparativos?

  • ¿Se puede ayudar con la información de las notas necrológicas para asegurarse de que sean correctas y estén completas?

  • ¿Cuáles son los deseos específicos de la persona respecto del funeral?

  • ¿Si se realiza un oficio religioso, la persona puede ayudar a elegir los himnos y los textos preferidos de la Sagrada Escritura?

  • ¿Prefiere cremación o entierro?

  • ¿Se adquirió una parcela en el cementerio?

  • ¿Desea la persona hacer donativos en su memoria a alguna organización benéfica en particular?

  • ¿Puede la persona dar instrucciones acerca de asuntos prácticos importantes, tales como testamentos, cuentas bancarias, el nombre del abogado, planes de pensiones, fondos de retiro y pólizas de seguro de vida?

¿Cuáles son los síntomas del duelo?

Es normal que, tanto el enfermo como los sobrevivientes luego de perder al ser querido, tengan varios síntomas de duelo. Estos pueden ser:

Síntomas físicos:

  • Falta de energía, cansancio

  • Dolores de cabeza y malestar estomacal

  • Dormir mucho, o lo contrario, trabajar demasiado y realizar muchas actividades

Síntomas emocionales:

  • Olvidos, desconcentración y preocupación

  • Irritabilidad

  • Depresión y sensaciones de euforia

  • Profundo enojo o sentimientos de resignación

Síntomas espirituales:

  • La sensación de estar más cerca de Dios o de enojo y furia hacia Dios

  • Fortalecimiento de la fe o cuestionamiento de la fe

¿Cuáles son las diferentes etapas del duelo?

Es normal, tanto para los enfermos como para aquellos que quedan, que pasen por distintas etapas de duelo. Para los sobrevivientes, el proceso de duelo puede durar varios meses, o 2 o 3 años, o más. Las etapas del duelo no siguen necesariamente un orden fijo y varían mucho de una persona a otra. Las personas pueden atravesar con rapidez estas etapas en diferentes momentos durante el proceso de duelo. Estas etapas incluyen:

  • Conmoción

  • Depresión, soledad y una sensación de aislamiento

  • Síntomas físicos, tales como dolores de cabeza, dolores corporales y dolor estomacal

  • Ataques de pánico

  • Culpa

  • Enojo

  • Incapacidad para volver a la rutina diaria

  • Volver a sentirse esperanzado

  • Aceptación

Si su período de duelo o el de un ser querido parece durar más de lo que debería durar, puede pedir ayuda a un profesional para atravesar este proceso. Su médico puede ser una buena fuente de referencia, o puede pedirle un consejo a su líder espiritual (tales como un sacerdote, un rabino o un ministro).

Cuando se le brinda apoyo a la familia del difunto

Hay muchas cosas que se pueden hacer para ayudarla. Como por ejemplo:

  • Enviar tarjetas o flores

  • Preparar la comida

  • Cuidar a los niños

  • Cortar el césped

  • Contribuir con una causa significativa para la familia

  • Ofrecer transporte

Cuando se ayuda a la familia del difunto, también se puede tener en cuenta lo siguiente:

  • Estar disponible. En ocasiones, cuando las personas atraviesan un duelo, no quieren hablar o escuchar, y tampoco que les hablen o los escuchen. Sólo quieren que usted esté presente para ellos.

  • Dejar que la persona que está de duelo exprese todas sus emociones, incluso enojo y amargura, que a veces puede manifestarse contra los médicos, contra Dios, y hasta contra el ser querido que falleció.

  • Sea paciente y comprensivo, pero no condescendiente. No pretenda saber cómo se siente la otra persona. No obligue a la persona a hablar o a compartir sus sentimientos, si no quiere hacerlo.

  • No se preocupe por el hecho de nombrar a la persona fallecida o de compartir un buen recuerdo de esa persona cuando se encuentre en compañía de la familia del difunto. Ellos también están pensando en su ser querido, entonces nombrarlo durante la conversación es aceptable y normal.

  • Recuerde que el duelo lleva tiempo y es un proceso normal del ser humano. No importa cuánto desee "detener el dolor", la familia del difunto debe soportar el proceso de duelo. Bríndeles tiempo y atención mientras atraviesan ese proceso.

 
Today's Interactive Tools
Related Items

Bayhealth is Southern Delaware’s healthcare leader with hospitals in Dover and in Milford. Bayhealth provides a wide range of medical services, including cardiovascular, cancer, orthopaedics and rehabilitation, pediatrics, respiratory care, sleep care, surgical weight loss, women’s services and walk-in medical care. Search for nursing jobs, and health classes and events. Find doctors affiliated with Bayhealth Medical Center or a Delaware hospital near you.