Sarcoma OsteogénicoOsteosarcoma

Osteosarcoma

¿Qué es un osteosarcoma?

El osteosarcoma es uno de los tipos de cáncer de huesos más frecuentes en los niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Esta enfermedad suele presentarse en los huesos largos, como los de los brazos (húmero), piernas (fémur/tibia) y en la pelvis. Rara vez ocurre en la mandíbula y los dedos. A menudo aparece en los extremos de estos huesos, cerca de los cartílagos de crecimiento, especialmente alrededor de las rodillas.

Las células cancerígenas del osteosarcoma también se pueden propagar (por metástasis) a otras áreas del organismo. Por lo general, estas células se propagan hacia los pulmones. Sin embargo, los huesos, los riñones, la glándula suprarrenal, el cerebro y el corazón también son sitios en los que se puede formar una metástasis.

¿Cuál es la causa del osteosarcoma?

Las causas del osteosarcoma no se conocen, pero es posible que los genes desempeñen un papel importante. Los niños y los adultos que tienen otras anomalías hereditarias, como las exostosis (crecimientos óseos), el retinoblastoma, la enfermedad de Ollier, el síndrome de Li-Fraumeni, la displacia fibrosa poliostótica y la enfermedad de Paget, corren más riesgos de desarrollar un osteosarcoma.

Esta clase de cáncer también ha sido vinculada a la exposición de irradiación ionizante asociada con la radioterapia para tratar otros tipos de cánceres (como, por ejemplo, la enfermedad de Hodgkin y no Hodgkin).

¿Cuáles son los síntomas del osteosarcoma?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del osteosarcoma. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de forma diferente. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

  • dolor (agudo o sordo) en la zona del tumor

  • hinchazón y/o enrojecimiento en la zona del tumor

  • aumento del dolor con la actividad y al levantar peso

  • cojera

  • reducción del movimiento del miembro afectado

Los síntomas pudieron haber aparecido durante un período corto de tiempo o durante seis meses o un período aun más extenso. A menudo, una lesión hace que un niño recurra a una instalación médica. Una vez allí, una radiografía tal vez indique lesiones óseas sospechosas.

Los síntomas del osteosarcoma pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo se diagnostica el osteosarcoma?

Además de la historia clínica y un examen físico completos, los procedimientos para diagnosticar el osteosarcoma pueden incluir:

  • varios estudios por imágenes del tumor y de los lugares con posibles metástasis, como por ejemplo

    • radiografía - una prueba de diagnóstico que emplea rayos de energía electromagnética invisible para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película.

    • escáner de los huesos - método nuclear de diagnóstico por imágenes que sirve para evaluar cualquier cambio artrítico o degenerativo en las articulaciones, detectar enfermedades y tumores de los huesos o determinar la causa del dolor o de la inflamación de los huesos.

    • imágenes por resonancia magnética (MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras que se encuentran dentro del cuerpo. Este examen se realiza para descartar cualquier anomalía relacionada con la médula espinal y los nervios, y para buscar tumores cercanos.

    • tomografía computarizada (también llamada escáner CT o CAT, por su sigla en inglés). - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de radiografías y tecnología informática para obtener imágenes horizontales o axiales (a menudo llamadas "cortes") del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

    • tomografía por emisión de positrones (PET) scan - radiactivos con etiquetas de glucosa (azúcar) se inyecta en el torrente sanguíneo. Los tejidos que usan la glucosa más de los tejidos normales (como tumores) pueden ser detectados por una máquina de escaneo. Las tomografías PET se pueden utilizar para encontrar tumores pequeños o para comprobar si el tratamiento para un tumor conocido está funcionando.

  • recuento sanguíneo completo (CBC) - medición del tamaño, la cantidad y la madurez de diferentes glóbulos que se encuentran dentro de un volumen específico de sangre.

  • exámenes de sangre (incluidos los de química sanguínea)

  • biopsia del tumor

Tratamiento del osteosarcoma

El tratamiento específico para el osteosarcoma será determinado por el médico de su hijo según lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y su historia clínica

  • la gravedad de la enfermedad

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias específicas

  • sus expectativas respecto de la evolución de la enfermedad

  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir, entre otras cosas, los siguientes procedimeintos:

  • cirugía (es decir, biopsia, resecciones, injertos de piel o de hueso, procedimientos para evitar la pérdida de alguna extremidad, reconstrucciones)

  • amputación

  • quimioterapia

  • radioterapia

  • resecciones de metástasis (propagación del tumor a otros sitios)

  • rehabilitación que incluye fisioterapia y terapia ocupacional, además de adaptación psicosocial

  • colocación de prótesis y entrenamiento para su uso

  • cuidados paliativos (para tratar los efectos secundarios del tratamiento)

  • administración de antibióticos (para prevenir y tratar las infecciones)

  • seguimiento médico continuo (para determinar la respuesta al tratamiento, detectar la reaparición de la enfermedad y controlar los efectos del tratamiento)

Pronóstico a largo plazo para un niño con osteosarcoma

El pronóstico depende en gran medida de lo siguiente:

  • qué tan avanzada está la enfermedad.

  • el tamaño y ubicación del tumor.

  • la presencia o ausencia de metástasis.

  • la respuesta del tumor a la terapia.

  • la edad y el estado de salud general de su hijo.

  • la tolerancia de su hijo a medicamentos, procedimientos o terapias específicas.

  • los nuevos desarrollos en materia de tratamiento.

Una persona que fue tratada por cáncer de hueso de niño o adolescente puede desarrollar efectos meses o años después de que el tratamiento termina. Estos efectos se llaman efectos tardíos. El tipo de efectos tardíos que desarrolle una persona depende de la localización del tumor y la forma en que fue tratado.

Algunos tipos tratamientos pueden afectar la fertilidad posterior. Si este efecto secundario es permanente, causa infertilidad o imposibilidad de tener hijos. Tanto los hombres como las mujeres pueden verse afectados.

Como sucede con cualquier tipo de cáncer, el pronóstico y la supervivencia a largo plazo pueden variar considerablemente de un niño a otro. Cada niño es único y, por lo tanto, el tratamiento y el pronóstico se deben estructurar según las necesidades de cada uno en particular. La atención médica inmediata y una terapia agresiva contribuyen a un mejor pronóstico. El seguimiento continuo es esencial para un niño al que se le diagnostica osteosarcoma. Los efectos secundarios de la radiación y la quimioterapia, como así también nuevos cánceres pueden aparecer en los sobrevivientes de osteosarcoma.

 
Today's Interactive Tools
Related Items

Bayhealth is Southern Delaware’s healthcare leader with hospitals in Dover and in Milford. Bayhealth provides a wide range of medical services, including cardiovascular, cancer, orthopaedics and rehabilitation, pediatrics, respiratory care, sleep care, surgical weight loss, women’s services and walk-in medical care. Search for nursing jobs, and health classes and events. Find doctors affiliated with Bayhealth Medical Center or a Delaware hospital near you.