Electroencefalograma (EEG)Electroencephalogram (EEG)

Electroencefalograma (EEG)

(Electroencefalografía, Análisis de ondas cerebrales)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es un EEG?

Un electroencefalograma detecta anomalías en las ondas cerebrales o la actividad eléctrica del cerebro. Durante el procedimiento, se usan electrodos, que consisten de pequeños discos metálicos con cables delgados que se pegan en el cuero cabelludo. Los electrodos detectan pequeñas cargas eléctricas que son producto de la actividad de las células del cerebro. Las cargas se amplifican y aparecen en un gráfico en la pantalla de la computadora o como un registro que se imprime en papel. Su médico interpretará la lectura.

También pueden realizarse procedimientos relacionados que son estudios potenciales evocados. Estos estudios se usan para medir la actividad eléctrica del cerebro en respuesta a la estimulación de la vista, el sonido o el tacto. Para obtener información adicional, consulte a su médico sobre este procedimiento.

Distintos tipos de ondas cerebrales normales

Un EEG registra patrones de actividad cerebral. Dentro de las formas de ondas básicas, se encuentran las ondas alfa, beta, zeta y delta.

  • Las ondas alfa se producen en una frecuencia de 8 a 12 ciclos por segundo a un ritmo regular. Se encuentran solo cuando la persona está despierta pero tiene los ojos cerrados. Suele desaparecer cuando la persona abre los ojos o comienza a concentrarse mentalmente.

  • Las ondas beta se producen en una frecuencia de 13 a 30 ciclos por segundo. Suelen estar relacionadas con la ansiedad, la depresión o el uso de sedantes.

  • Las ondas zeta se producen en una frecuencia de 4 a 7 ciclos por segundo. Son las más comunes en niños y adultos jóvenes.

  • Las ondas delta se producen en una frecuencia de 0,5 a 3,5 ciclos por segundo. Suelen producirse solo en niños pequeños cuando duermen.

Durante un EEG, se suelen evaluar alrededor de 100 páginas o pantallas de computadora de actividad. Se presta especial atención a las formas de ondas básicas, pero también se examinan brotes breves de energía y respuestas a estímulos, como la luz.

Razones para realizar el procedimiento

El EEG se usa para evaluar diversos tipos de trastornos cerebrales. Cuando hay epilepsia, la actividad convulsiva se reflejará como ondas con picos rápidos en el EEG.

Los pacientes con lesiones cerebrales, que pueden provenir de tumores o accidentes cerebrovasculares, pueden tener ondas de EEG inusualmente lentas en función del tamaño y la ubicación de la lesión.

El análisis también puede usarse para diagnosticar otros trastornos que influencian la actividad cerebral, como la enfermedad de Alzheimer, ciertas psicosis y un trastorno del sueño denominado narcolepsia.

El EEG también puede usarse para determinar la actividad eléctrica general del cerebro (por ejemplo, para evaluar traumas, intoxicaciones por drogas o el alcance del daño cerebral en pacientes en coma). Además, el EEG puede usarse para controlar el flujo sanguíneo del cerebro en procedimientos quirúrgicos.

Es posible que haya otros motivos por los que su médico le recomendará un EEG.

Riesgos del procedimiento

El EEG se ha usado durante años y es considerado un procedimiento seguro. El análisis no causa molestias. Los electrodos solo registran la actividad y no producen ninguna sensación. Además, no hay riesgo de sufrir una descarga eléctrica.

En muy pocos casos, un EEG puede causar convulsiones en una persona con epilepsia debido a las luces titilantes o a la respiración profunda que se realiza durante el análisis. Si esto se produce, el médico tratará la convulsión inmediatamente.

Según su afección médica específica, pueden existir otros riesgos. Antes de someterse al procedimiento, asegúrese de consultar a su médico por cualquier duda o preocupación.

Es posible que algunos factores o condiciones interfieran con la lectura del análisis de EEG. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia) producto de la ayuna

  • Movimiento del ojo o el cuerpo durante los análisis (aunque es muy poco probable, si alguna vez lo hace, que interfiera significativamente con la interpretación del análisis)

  • Luces, especialmente las brillosas o titilantes

  • Algunos medicamentos, como sedantes

  • Bebidas que tengan cafeína, como el café, las bebidas de cola, el té (aunque estas bebidas ocasionalmente pueden alterar los resultados del EEG, en realidad casi nunca interfieren significativamente con la interpretación del análisis)

  • Cabello aceitoso o con aerosol para el cabello

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento en el cual autoriza a que le realicen el procedimiento. Lea atentamente el formulario y pregunte si hay algo que no le queda claro.

  • Lave su cabello con champú, pero no use acondicionador la noche anterior al análisis. No use ningún producto de cuidado del cabello, como aerosoles o geles.

  • Notifíquelo también sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos herbarios que esté tomando.

  • Interrumpa el uso de medicamentos que puedan interferir con el análisis si así se lo indica su médico. No interrumpa el uso de medicamentos sin antes consultar a su médico.

  • Evite consumir cualquier alimento o bebida que tenga cafeína de ocho a doce horas antes del análisis.

  • Siga cualquier indicación de su médico para disminuir el sueño la noche anterior al análisis. Algunos análisis de EEG requieren que duerma durante el procedimiento y otros no. La noche anterior, los adultos no pueden dormir más de cuatro o cinco horas y los niños no pueden dormir más de cinco a siete horas, si el EEG se realizará mientras el paciente duerme.

  • Evite ayunar el día o la noche anterior al procedimiento, ya que tener un nivel bajo de azúcar en sangre puede influenciar en los resultados.

  • Según su afección, su médico puede solicitarle otra preparación específica.

Durante el procedimiento

UN EEG puede realizarse en forma ambulatoria o como parte de su internación. Los procedimientos pueden variar en función de su afección y de las prácticas de su médico.

Por lo general, un procedimiento de EEG sigue el siguiente proceso:

  1. Se le pedirá que se relaje en una silla reclinable o que se acueste en una cama.

  2. Se colocarán entre 16 y 25 electrodos en su cuero cabelludo o se usará un gorro con electrodos.

  3. Se le pedirá que cierre los ojos, se relaje y permanezca quieto.

  4. Una vez comiencen los registros, deberá permanecer quieto durante todo el análisis. Es posible que se lo controle desde una ventana en un cuarto adjunto para observar cualquier movimiento que pueda causar una lectura imprecisa, como tragar o parpadear. La grabación puede detenerse periódicamente para permitirle descansar o reubicarse.

  5. Luego de la grabación inicial en estado de reposo, es posible que se lo analice con diversos estímulos para producir actividad que no se muestra cuando se encuentra en reposo. Por ejemplo, se le puede pedir que respire profunda y rápidamente durante tres minutos o se lo puede exponer a una luz brillosa.

  6. Este estudio suele realizarlo un técnico de EEG y puede demorar de 45 minutos a dos horas.

  7. Si se lo evalúa por un trastorno del sueño, el EEG podrá realizarse mientras duerme.

Después del procedimiento

Una vez que finalice el análisis, se quitarán los electrodos y se limpiará la pasta de electrodos con agua tibia, acetona o hamamelis. En algunos casos, es posible que necesite lavarse el cabello nuevamente en su casa.

Si se administró algún sedante durante el análisis, es posible que deba descansar hasta que se pase el efecto de los sedantes. Necesitará que alguien lo lleve a su hogar.

Es posible que se produzca la irritación o el enrojecimiento de la piel en las ubicaciones donde se colocaron los electrodos, pero desaparecerán luego de unas horas.

Su médico le informará cuándo deberá volver a tomar los medicamentos que dejó de tomar antes del análisis.

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Recursos en línea

El contenido brindado aquí tiene únicamente un propósito informativo y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo profesional que usted reciba de su médico. Consulte a su médico ante cualquier duda o preocupación que tenga en relación con su afección.

Esta página contiene enlaces a otros sitios web con información sobre este procedimiento y afecciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean de ayuda, pero ecuerde que no controlamos ni avalamos la información que se presenta en esos sitios web, así como esos sitios tampoco avalan la información que se encuentra aquí.

Fundación Estadounidense del Riñón

Asociación Estadounidense para las Lesiones Cerebrales

CDC: Centro para el Control y la Prevención de Violencia y Lesiones

Fundación de Epilepsia

Sociedad Nacional de Tumores Cerebrales

Instituto Nacional de las Enfermedades Neurológicas y del Derrame Cerebral

Institutos Nacionales de la Salud

Biblioteca Nacional de Medicina

 
Related Items

Bayhealth is Southern Delaware’s healthcare leader with hospitals in Dover and in Milford. Bayhealth provides a wide range of medical services, including cardiovascular, cancer, orthopaedics and rehabilitation, pediatrics, respiratory care, sleep care, surgical weight loss, women’s services and walk-in medical care. Search for nursing jobs, and health classes and events. Find doctors affiliated with Bayhealth Medical Center or a Delaware hospital near you.