Resección transuretral de la próstata (RTUP)Transurethral Resection of the Prostate (TURP)

Resección transuretral de la próstata (RTUP) 

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la resección transuretral de la próstata, o RTUP?

La resección transuretral de la próstata (RTUP) es un procedimiento quirúrgico que extirpa porciones de la próstata a través del pene. La resección transuretral no requiere una incisión externa.

El cirujano llega a la próstata introduciendo un instrumento por la uretra (el canal angosto por donde la orina pasa de la vejiga al exterior del cuerpo). Este instrumento, llamado resectoscopio, tiene aproximadamente 12 pulgadas (30.5 centímetros) de largo y media pulgada (1.3 centímetro) de diámetro. Contiene una luz, válvulas que controlan el líquido de irrigación y un lazo eléctrico que corta el tejido y sella los vasos sanguíneos. Se inserta a través del pene, y el cirujano guía el lazo de alambre para que pueda quitar el tejido obstructivo por partes. Los pedazos de tejido se llevan a la vejiga por medio de líquido y se retiran al final del procedimiento. 

¿Qué es la próstata? 

Dibujo de la anatomía del aparato reproductor masculino
Haga clic en la imagen para agrandar

La próstata tiene el tamaño aproximado de una nuez y rodea el cuello de la vejiga y de la uretra, (tubo que lleva orina de la vejiga), en el hombre. Es parcialmente muscular y parcialmente glandular, con conductos que se abren en la porción prostática de la uretra. Está formado por tres lóbulos, uno central con un lóbulo a cada lado. 

Como parte del sistema reproductivo del hombre, la función principal de la próstata es segregar un líquido levemente alcalino que compone el líquido seminal (semen), líquido que transporta los espermatozoides. Durante el clímax masculino (orgasmo), las glándulas musculares de la próstata ayudan a impulsar el líquido prostático, junto con los espermatozoides que se producen en los testículos, dentro de la uretra. El semen entonces pasa por la punta del pene durante la eyaculación.

Los investigadores no conocen todas las funciones de la próstata. Sin embargo, la próstata tiene una función importante tanto en la función sexual como en la urinaria. Es común que la próstata se agrande a medida que el hombre envejece, y también es probable que, en algún momento de la vida, el hombre tenga algún tipo de problema prostático. 

Muchos de los problemas comunes están asociados con la próstata. Estos problemas se pueden presentar en hombres de cualquier edad, e incluyen:

  • Hiperplasia prostática benigna (HPB) o hipertrofia prostática benigna. Agrandamiento de la próstata provocado por una enfermedad o inflamación. No es cáncer, pero sus síntomas a menudo son similares a los del cáncer de próstata. 

  • Prostatismo. Cualquier afección de la próstata que interfiera con el flujo de orina de la vejiga.

  • Prostatitis. Inflamación de la próstata que puede ir acompañada de malestar, dolor, micción frecuente, micción infrecuente y algunas veces de fiebre.

  • Prostatalgia. Esto implica dolor en la próstata. Frecuentemente es un síntoma de prostatitis. 

El cáncer de próstata es una preocupación médica grave y común. Según la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer de próstata es la forma de cáncer más común en hombres mayores de 50 años, y la tercera causa de muertes por cáncer. 

Existen diferentes formas de lograr el objetivo de extirpar la próstata. Entre los métodos para realizar la prostatectomía se incluyen los siguientes:

  • La remoción quirúrgica incluye la prostatectomía radical (PR), ya sea retropúbica o perineal. La prostatectomía radical es la remoción de toda la próstata. Es importante realizar una remoción quirúrgica sin afectar los nervios, para preservar la mayor función posible.

  • La resección transuretral de la próstata, o RTUP, que también implica la extirpación de parte de la próstata, es un método realizado a través del pene con un endoscopio (tubo pequeño y flexible con una luz y un lente en la punta).

  • La criocirugía es un procedimiento menos invasivo que la extirpación quirúrgica de la próstata. El tratamiento se administra utilizando agujas que son como sondas, que se insertan en la piel entre el escroto y el ano.

  • La cirugía laparoscópica, que se realiza manualmente o con robot, es otro método de extirpación de la próstata. 

Razones para realizar el procedimiento 

La resección transuretral de la próstata normalmente se realiza para aliviar los síntomas de un agrandamiento de la próstata, a menudo debido a una hipertrofia prostática benigna (HPB). Cuando la próstata se agranda, la glándula puede presionar contra la uretra e interferir u obstruir la salida de la orina. La hipertrofia prostática benigna es una afección en la cual la próstata se puede agrandar bastante y causar dificultad para orinar. Estos síntomas pueden incluir: 

  • Problemas para comenzar el chorro de orina

  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia durante la noch

  • Necesidad urgente de orinarg

  • Oteo después de terminar de orinar 

Estos síntomas pueden crear problemas como la retención de orina en la vejiga, lo que puede contribuir a causar infecciones o a la formación cálculos en la vejiga.

La hipertrofia prostática benigna también puede elevar los niveles del antígeno prostático específico (APE) a dos o tres veces el nivel normal. El nivel aumentado del antígeno prostático específico no siempre indica cáncer, pero cuanto más elevado sea el nivel de este antígeno, mayor será la probabilidad de tener cáncer. La resección transuretral de la próstata se puede realizar en hombres que no pueden tolerar la prostatectomía radical debido a su edad o a su estado de salud en general.

El tratamiento específico para la hipertrofia prostática benigna será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La gravedad de la enfermedad

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Con el tiempo, suele ser necesario seguir algún tipo de tratamiento para tratar los síntomas de la hipertrofia prostática benigna. Cuando la glándula se encuentra sólo ligeramente agrandada, puede que el tratamiento no sea necesario ya que los estudios de investigación muestran que en algunos casos leves algunos de los síntomas de la hipertrofia prostática benigna desaparecen sin tratamiento. Esta decisión solamente puede tomarla su médico después de evaluar cuidadosamente su caso individual. Sin embargo, los exámenes médicos periódicos son importantes para identificar posibles problemas.

A veces se realiza una resección transuretral de la próstata solamente para tratar los síntomas, no para curar la enfermedad. Por ejemplo, si no puede orinar debido al cáncer, pero la prostatectomía radical no es una de las opciones para su caso, puede necesitar una resección transuretral de la próstata.

El médico también puede recomendarle una resección transuretral de la próstata por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir ciertas complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Sangre en la orina después de la cirugía

  • Dolor o dificultad para orinar

  • Posibilidad de infección

  • Eyaculación retrógrada (cuando la eyaculación se produce en la vejiga y no en el pene)

  • Sangrado

  • Infecciones

Es posible que surjan otros riesgos, según su estado de salud específico. Asegúrese de consultar todas sus dudas con el médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento:

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento, mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de tomarle los antecedentes médicos completos, el médico podría hacerle un examen físico para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes someterse al procedimiento. Es posible que también le hagan análisis de sangre y otras pruebas.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente después de la medianoche.

  • Avise a su médico si es sensible o alérgico a algún fármaco, al látex, yodo, cinta, medios de contraste y agentes anestésicos (locales o generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos, o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si fuma, debe dejar de hacerlo lo antes posible antes del procedimiento, para mejorar sus probabilidades de tener una recuperación exitosa de la cirugía y para mejorar su estado de salud en general.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudarlo a relajarse. En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica. 

Durante el procedimiento 

Ilustración de la resección transuretral de la próstata (RTUP)
Haga clic en la imagen para agrandar

La resección transuretral de la próstata requiere una internación en el hospital. Los procedimientos pueden variar según su afección y las prácticas del médico.

Normalmente, la resección transuretral de la próstata sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes del procedimiento.

  4. Se colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  5. Se acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  6. El anestesista controlará continuamente la frecuencia cardíaca, presión arterial, respiración y concentración de oxígeno en sangre durante la cirugía. Una vez que esté sedado, le insertarán por la garganta un tubo para respirar que llega hasta la tráquea, y lo conectarán a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  7. El cirujano inspeccionará la uretra y la vejiga con un endoscopio. Esto se realiza pasando el endoscopio por la punta del pene, y luego por la uretra y la vejiga. Esto le permite al médico examinar estas zonas para controlar si hay tumores o piedras en la vejiga.

  8. Luego, se pasa el resectoscopio (lazo eléctrico) por la uretra. Esto corta las partes del tejido de la próstata que sobresalen o que bloquean a la uretra. Se aplicará electricidad a través del resectoscopio para detener cualquier posible sangrado.

  9. El médico introducirá un catéter en la vejiga para vaciar la orina.

  10. Será transferido de la mesa de operaciones a una cama, y luego lo llevarán a la sala de recuperación. 

Después del procedimiento

En el hospital: 

Después del procedimiento, pueden llevarlo a la sala de recuperación para controlarlo constantemente. Estará conectado a monitores en los que se mostrarán constantemente el trazado del electrocardiograma (ECG), la presión arterial y otras lecturas de presión, frecuencia respiratoria y nivel de oxígeno.

Una vez que su presión arterial, pulso y respiración sean estables y que usted esté despierto, lo llevarán a su habitación en el hospital.

En caso necesario, es posible que se le administren medicamentos contra el dolor, los podrá administrar una enfermera o usted mismo mediante un dispositivo conectado a su vía intravenosa.

Una vez que esté despierto y que se haya estabilizado, puede comenzar a beber líquidos. Gradualmente podrá ir incorporando alimentos más sólidos, a medida que los tolere.

El catéter para la orina quedará colocado durante uno a tres días, para ayudar a drenar la orina mientras sana la próstata. Es probable que tenga sangre en la orina después de la cirugía.

También es posible que se agregue una solución líquida en el catéter, para sacar la sangre y los potenciales coágulos del catéter. El sangrado disminuirá gradualmente, y luego se quitará el catéter.

Se gestionará una cita de seguimiento con el médico.

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

En su casa: 

Una vez que esté en su casa, será importante que beba mucho líquido. Esto ayuda a eliminar cualquier resto de sangre o coágulos de la vejiga.

Le aconsejarán que no levante nada pesado durante varias semanas después de la resección transuretral de la próstata. Esto es para evitar la recurrencia del sangrado.

Puede estar adolorido o sensible durante varios días después de la resección transuretral de la próstata. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico.

No deberá conducir un automóvil hasta que el médico se lo permita. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, o sangrado u otra secreción de la incisión

  • Aumento del dolor alrededor de la incisión

  • Dificultad para orinar 

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Recursos en la Red

Este sitio fue recopilado usando una serie de fuentes incluyendo los recursos en la red enumerados en esta pajina, pero no es nuestra intención el sustituir o reemplazar el consejo médico profesional que usted recibe de su médico. El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Por favor consulte con su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca de su condición de salud.

Esta página contiene enlaces a otros sitios de Internet que contienen información sobre este procedimiento y otros condiciones de salud relacionados.  Nosotros esperamos que estos sitios le sean útiles, pero por favor recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en estos sitios de la red, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio. Algunos de estos sitios pueden contener información en español. 

American Cancer Society

American Urological Association Foundation

American Urological Association, Inc.

National Association for Continence

National Cancer Institute (NCI)

National Coalition for Cancer Survivorship

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)

Prostate Cancer Foundation

 
Related Items

Bayhealth is Southern Delaware’s healthcare leader with hospitals in Dover and in Milford. Bayhealth provides a wide range of medical services, including cardiovascular, cancer, orthopaedics and rehabilitation, pediatrics, respiratory care, sleep care, surgical weight loss, women’s services and walk-in medical care. Search for nursing jobs, and health classes and events. Find doctors affiliated with Bayhealth Medical Center or a Delaware hospital near you.