Crioterapia para Afecciones de la PróstataCryotherapy for Prostate Conditions

Crioterapia para Afecciones de la Próstata

(Criocirugía, crioablación)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la crioterapia?

La crioterapia es un procedimiento mediante el cual se eliminan las células cancerosas, congelándolas y rodeándolas de cristales de hielo. Se colocan unas agujas diminutas directamente en el tumor, y luego se hace pasar gas argón a través de las agujas y se intercambia con gas helio. Esto provoca un ciclo de congelación y calentamiento.

Se protege la uretra del congelamiento utilizando un líquido tibio que se coloca en un catéter durante el procedimiento. Para el tratamiento de la próstata, las agujas se suelen insertar utilizando tecnología guiada por ultrasonido transrectal (TRUS, por su sigla en inglés). 

¿Qué es la próstata? 

Illustration of the anatomy of the male reproductive tract
Haga clic en la imagen para agrandar

La próstata tiene el tamaño aproximado de una nuez y rodea el cuello de la vejiga y de la uretra, (tubo que lleva orina de la vejiga), en el hombre. Es parcialmente muscular y parcialmente glandular, con conductos que se abren en la porción prostática de la uretra. Está formado por tres lóbulos, uno central con un lóbulo a cada lado. 

Como parte del sistema reproductivo del hombre, la función principal de la próstata es segregar un líquido levemente alcalino que compone el líquido seminal (semen), líquido que transporta los espermatozoides. Durante el clímax masculino (orgasmo), las glándulas musculares de la próstata ayudan a impulsar el líquido prostático, junto con los espermatozoides que se producen en los testículos, dentro de la uretra. El semen entonces pasa por la punta del pene durante la eyaculación. 

Los investigadores no conocen todas las funciones de la próstata. Sin embargo, la próstata tiene una función importante tanto en la función sexual como en la urinaria. Es común que la próstata se agrande a medida que el hombre envejece, y también es probable que, en algún momento de la vida, el hombre tenga algún tipo de problema prostático. Muchos de los problemas comunes están asociados con la próstata. Estos problemas se pueden presentar en hombres de cualquier edad, e incluyen:

  • Hiperplasia prostática benigna (HPB) o hipertrofia prostática benigna. Agrandamiento de la próstata provocado por una enfermedad o inflamación. No es cáncer, pero sus síntomas a menudo son similares a los del cáncer de próstata. 

  • Prostatismo. Cualquier afección de la próstata que interfiera con el flujo de orina desde la vejiga.

  • Prostatitis. Inflamación de la próstata que puede ir acompañada de malestar, dolor, micción frecuente, micción infrecuente y algunas veces de fiebre.

  • Prostatalgia. Dolor de la glándula próstata, también llamado prostadinia. Es un síntoma de la prostatitis frecuentemente. 

El cáncer de próstata es una preocupación médica grave y común. Según la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer de próstata es la forma de cáncer más común en hombres mayores de 50 años, y la tercera causa de muertes por cáncer. 

Hay otros dos tipos de tratamiento que se pueden usar para la HPB o la prostatectomía. Sin embargo, todavía no ha habido suficiente investigación para probar la los efectos de largo plazo. 

  • Ultrasonido enfocado de alta intensidad (HIFU). Procedimiento que envía ondas sonoras de alta frecuencia al tejido. La energía enfocada en el tejido provoca un efecto de calor, que destruye o extirpa el tejido prostático. Este tratamiento se ha usado más ampliamente en Europa, y ahora está en estudio en EE. UU. Los resultados preliminares parecen indicar que este tratamiento es seguro y no provoca grandes molestias. No obstante, no es el mejor enfoque para una próstata muy grande, y puede provocar retención urinaria.

  • Prostatectomía con láser o ablación con láser. Es un procedimiento más nuevo, pero se puede usar en próstatas que son más grandes. Actúa con un láser que libera energía lumínica concentrada, en ráfagas que duran de 30 a 60 segundos. Esto corta el tejido con mínima pérdida de sangre. Además es lo suficientemente preciso como para diseccionar los lóbulos prostáticos (a cada lado de la próstata) de la cápsula prostática. El tejido muerto restante se disuelve, y finalmente se elimina por la orina. 

Si bien la prostatectomía con láser parece ser segura y efectiva, tiene algunas desventajas. Sólo los profesionales médicos capacitados pueden realizar el procedimiento de manera adecuada. Sin embargo, esto tiene una recuperación post-operatoria relativamente larga, que dura varias semanas antes de que haya alguna mejora significativa en los síntomas urinarios. Por otro lado, una vez destruido no se puede examinar el tejido muerto para buscar rastros de células cancerosas. 

Razones para realizar el procedimiento 

La crioterapia se puede usar en pacientes con factores de tumor de bajo riesgo, como un nivel de antígeno prostático específico original (APE) de menos de 10 ng/mL, puntaje de Gleason menor de 6, y una etapa clínica menos avanzada (por ejemplo, T1c o T2a). El puntaje de Gleason es una forma de clasificar las células de cáncer de próstata en una escala de 2 a 10. Cuanto más alto es el número, mayores serán las probabilidades de que el cáncer crezca más rápido y se extienda fuera de la próstata. Aquellos hombres a quienes no les preocupe tanto su función eréctil después de la cirugía pueden considerar la opción de someterse a una criocirugía, ya que esto implica un alto riesgo de tener impotencia temporaria o permanente después del procedimiento. 

La criocirugía puede ser útil para los pacientes cuya enfermedad se ha diseminado más allá de la próstata y necesitan un tratamiento para los síntomas. A veces la crioablación se puede usar como alternativa para los pacientes que han obtenido resultados insatisfactorios con la radioterapia. Algunos expertos consideran que la crioterapia puede ser útil cuando las células del cáncer de próstata no son tan sensibles a la radiación. 

La crioterapia puede no ser recomendable para los hombres que tienen una próstata muy grande. 

La criocirugía también se utiliza por ser menos invasiva que la prostatectomía radical, y por lo tanto generalmente implica una menor pérdida de sangre, una internación en el hospital más corta (o incluso sin internación), un corto período de recuperación y menos dolor. 

La criocirugía solo se ha comenzado a utilizar desde finales de la década de los 90. Dado que no hay estudios de largo plazo disponibles sobre la criocirugía, puede no ser una de las primeras opciones que se presentan para muchos pacientes con cáncer de próstata. Sin embargo, los estudios iniciales indican que la crioterapia es un tratamiento seguro y efectivo. 

El médico también puede recomendar una crioterapia por otros motivos. 

Riesgos del procedimiento 

Como en cualquier procedimiento, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Sangrado o sangre en la orina

  • Dolor o hinchazón en la zona donde se colocan las agujas

  • Hinchazón alrededor del pene o el escroto

  • La congelación puede afectar a la vejiga y los intestinos, lo que puede provocar dolor y sensación de ardor

  • Necesidad de vaciar la vejiga y mover los intestinos con mayor frecuencia (la mayoría de los hombres recupera la función normal en varias semanas)

  • Disfunción eréctil (impotencia) en alrededor del 80 por ciento de los hombres, que por lo general es permanente

  • La incontinencia urinaria es poco frecuente; sin embargo, esto puede ser más común si el hombre se ha sometido antes a una radioterapia

  • La fístula (una abertura anormal) entre el recto y la vejiga es una complicación poco frecuente

Es posible que surjan otros riesgos, según su estado de salud específico. Asegúrese de consultar todas sus dudas con el médico antes del procedimiento. 

Antes del procedimiento 

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento, mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de tomarle los antecedentes médicos completos, el médico podría hacerle un examen físico para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes someterse al procedimiento. Es posible que también le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente después de la medianoche.

  • Avise a su médico si es sensible o alérgico a algún fármaco, al látex, yodo, cinta, medios de contraste y agentes anestésicos (locales o generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos, o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si fuma, debe dejar de hacerlo lo antes posible antes del procedimiento, para mejorar sus probabilidades de tener una recuperación exitosa de la cirugía y para mejorar su estado de salud en general.

  • Le indicarán que siga un régimen para los intestinos, con el fin de vaciar el colon la noche anterior a la cirugía.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudarlo a relajarse. 

En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica. 

Durante el procedimiento  

Illustration of cryotherapy procedure
Haga clic en la imagen para agrandar

La criocirugía puede requerir una estadía de un día en el hospital. También se puede realizar como un procedimiento ambulatorio. Los procedimientos pueden variar según su afección y las prácticas del médico.

Por lo general, la crioterapia sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes del procedimiento. Se colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  4. El cirujano primero le pondrá un catéter en la vejiga para drenar la orina. El catéter se colocará a través de la uretra y se llenará la vejiga con solución salina. Esto ayudará a evitar que la orina salga aunque la próstata se inflame después del tratamiento. El catéter también se utilizará para hacer circular un líquido tibio que protege a la uretra de las temperaturas frías que se utilizan durante el procedimiento.

  5. El anestesista controlará continuamente la frecuencia cardíaca, presión arterial, respiración y concentración de oxígeno en sangre durante la cirugía. Una vez que esté sedado, pueden insertarle un tubo para respirar en los pulmones por la garganta, y lo conectarán a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  6. El cirujano puede optar por usar anestesia local en lugar de anestesia general. La anestesia local es una medicación que se envía por un catéter epidural (en la espalda) para adormecer la zona donde se realizará la operación. Recibirá medicamentos para ayudarlo a relajarse, y analgésicos para aliviar el dolor. El cirujano podrá hablarle durante el procedimiento. El cirujano determinará qué tipo de anestesia es el adecuado.

  7. Se acostará boca arriba en la mesa de operaciones, con las piernas elevadas en unos estribos.

  8. El cirujano introducirá las criosondas (agujas) en las zonas preseleccionadas, entre el escroto y el ano. Se colocará un agente líquido de enfriamiento (generalmente argón) dentro de las agujas, que luego congelará toda la próstata. La zona congelada permanecerá congelada durante sólo unos pocos minutos y luego se descongelará introduciendo helio a través de las agujas. Este ciclo se puede repetir una vez.

  9. El cirujano observará imágenes de ultrasonido para evaluar el proceso de congelación, para asegurarse de estar tratando únicamente el tejido afectado.

  10. Se extraerán las agujas y el catéter urinario permanecerá en la vejiga.

  11. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

  12. Será transferido de la mesa de operaciones a una cama, y luego lo llevarán a la sala de recuperación.

Después del procedimiento

Después del procedimiento, pueden llevarlo a la sala de recuperación antes de trasladarlo a una habitación del hospital. Estará conectado a monitores en los que se mostrarán constantemente el trazado del electrocardiograma (ECG), la presión arterial y otras lecturas de presión, frecuencia respiratoria y nivel de oxígeno.

Una vez que la presión arterial, pulso y respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a su habitación en el hospital.

En caso necesario, es posible que se le administren medicamentos contra el dolor, los podrá administrar una enfermera o usted mismo mediante un dispositivo conectado a su vía intravenosa.

Una vez que se haya estabilizado, puede comenzar a beber líquidos. Gradualmente podrá ir incorporando alimentos más sólidos, a medida que los tolere.

Usted continuará recuperándose. Probablemente tendrá algunas contusiones e hinchazón en el perineo, donde se introdujeron las sondas. Es posible que le permitan caminar ese mismo día, y que pueda volver a su casa en el mismo día o al día siguiente.

Puede notar algo de sangre en la orina durante uno o dos días después de la cirugía. Es común tener hinchazón en el pene o el escroto. También puede sentir dolor en el abdomen y sensación de ardor, que puede darle ganas de ir al baño con mayor frecuencia.

El catéter quedará colocado durante un par de semanas para ayudar a drenar la orina mientras la próstata sana.

La mayoría de los hombres que se somete a este tratamiento tendrá impotencia (disfunción eréctil), por el daño provocado a los nervios en el proceso de congelamiento.

La criocirugía también puede provocar incontinencia urinaria. El médico le dará algunas sugerencias para manejar este efecto secundario.

Se gestionará una cita de seguimiento con el médico.

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

En su casa:

Una vez que esté en su casa, es importante que mantenga la zona de la cirugía limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse.

Es posible que las zonas de inserción de las agujas y del corte del catéter estén adoloridas o sensibles durante algunos días después de la criocirugía. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico.

No deberá conducir un automóvil hasta que el médico se lo permita. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de cualquiera de los sitios de incisión

  • Aumento del dolor alrededor de las incisiones

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Recursos en la red

Este sitio fue recopilado usando una serie de fuentes incluyendo los recursos en la red enumerados en esta página, pero no es nuestra intención el sustituir o reemplazar el consejo médico profesional que usted recibe de su médico. El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad. Por favor consulte con su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca de su condición de salud.

Esta página contiene enlaces la otros sitios de Internet que contienen información acerca de procedimiento y otros condiciones de salud relacionados. Nosotros esperamos que estos sitios le sean útiles, pero por favor recuerde que nosotros no controlamos o avalamos la información presentada en estos sitios de la red, así como ellostampoco avalan la información presentada en nuestro sitio. Algunos de estos sitios pueden contener información en español.

American Cancer Society

American Urological Association, Inc.

National Association for Continence

National Cancer Institute (NCI)

National Coalition for Cancer Survivorship

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)

Prostatitis Foundation

Us TOO International, Inc.

 
Related Items

Bayhealth is Southern Delaware’s healthcare leader with hospitals in Dover and in Milford. Bayhealth provides a wide range of medical services, including cardiovascular, cancer, orthopaedics and rehabilitation, pediatrics, respiratory care, sleep care, surgical weight loss, women’s services and walk-in medical care. Search for nursing jobs, and health classes and events. Find doctors affiliated with Bayhealth Medical Center or a Delaware hospital near you.